Rate this post

Conoce a fondo tu móvil II: Tipos de pantallas

Pantallas Capacitivas y Pantallas Resistivas

Conoce los dos tipos de tecnología de pantalla táctil con las que trabajan las marcas de móviles a día de hoy.

Seguramente alguna vez nos hemos preguntado porque hay pantallas táctiles que no funcionan si las presionamos con la punta de un lápiz u otro objeto, y otras que sí.

La respuesta es porque existen dos tipos de pantallas:  las Capacitivas y las Resistivas.

Con este artículo, intentaremos explicaros de forma sencilla las diferencias entre una y otra, así como las ventajas e inconvenientes que encontramos en el uso de ambas.

Las pantallas capacitivas:

tactil pantalla

El funcionamiento teórico de este tipo de pantalla es muy sencillo de entender: una masa fija (en este caso la pantalla) que está cargada eléctricamente y que, al momento de tocarla (como nuestro cuerpo tiene carga eléctrica y es conductor) se produce una oscilación en el campo eléctrico que genera un cambio en esa masa antes mencionada.

Los procesadores leen esa oscilación eléctrica y detectan que se ha tocado la pantalla, así como el lugar donde ha sido tocada, para realizar la orden necesaria y traducirlo en información. Detectan el toque, pero no la presión. El problema que presentan este tipo de táctil es que al usar guantes u objetos tipo lápiz, la pantalla no responda a ninguna orden, ya que el campo eléctrico no se ve modificado. Así, si necesitáramos usar un lápiz para operar con mayor precisión, éste debería estar adaptado para estas pantallas, y estar fabricados con materiales conductores de electricidad.

Otra característica de las pantallas capacitivas son sus múltiples puntos de contacto. Un ejemplo de lo que esto implica en la práctica y al que estamos acostumbrados, es hacer zoom de acercamiento o alejamiento con dos dedos, bien separándolos o juntándolos, respectivamente. Existen pantallas Capacitivas con 5 o 10 puntos de contacto, que ofrecen la impresión al usuario de mayor rapidez e inmediatez.

Un último dato importante de las pantallas capacitivas es que son más caras de fabricar que las de tipo resistivo, pero sus prestaciones son mayores.

Las pantallas resistivas:

Estas pantallas están formadas por dos capas, que al entrar en contacto producen un cambio en la corriente eléctrica. Es lo que se llama vulgarmente las táctiles de “apretar”.

Básicamente, una pantalla táctil resistiva se encuentra compuesta de dos capas de película plástica conductora muy delgadas y transparentes, ubicadas sobre la pantalla propiamente dicha, y cuando detectan que se ha ejercido una presión sobre ellas, se activa un cambio en la corriente eléctrica que permite a un controlador saber la posición en la pantalla y así ejecutar la orden, dependiendo de la presión ejercida. 

pantallas resistivas

Las pantallas táctiles resistivas son mucho más baratas de fabricar que las capacitivas, pero no ofrecen la fantástica posibilidad del multitouch, es decir, que si presionamos con más de un dedo, el dispositivo captará la posición de sólo uno de ellos.

A favor de ellas encontramos una mejor resistencia al polvo o al agua, lo que también sin embargo, al usar múltiples capas, hace que su brillo se reduzca en, aproximadamente, un 25 por ciento.

Este tipo de pantallas se popularizaron en los dispositivos táctiles en que el sistema en sí no estaba preparado para poder utilizarse con los dedos, ya que los menús eran pequeños y la disposición en pantalla de las opciones impedían el uso del dedo para su ejecución.

A continuación, os resumimos toda esta información de forma gráfica para que sea mas fácil comprender las diferencias, ventajas e inconvenientes de estos tipos de pantallas:

pantallas capaitivas gráfico

pantallas resistivas gráfico

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Pulse aceptar o pinche mira política de cookies.ACEPTAR

Aviso de cookies